Abandonó la secundaria y su trabajo en Burger King; en este momento es un empresario millonario

Hay personas que suponen que sin la educación que te brinda una escuela jamás vas a conseguir un

trabajo decente, y hay otras tantas que opinan lo opuesto. Quizás los exámenes no son todo en esta

vida, y Adam Frisby es el vivo ejemplo…

Frisby es un chico de 29 años que solía trabajar en Burger King y no acabó la escuela secundaria.

Pero dicen por ahí que el que quiere puede, y contra algún pronóstico Adam Frisby se transformó en

millonario.

Él no poseía iniciativa de qué haría con su historia, cuando a los 16 año lo expulsaron de la secundaria

y consiguió un trabajo en Burger King, donde trabajó duro para transformarse en el manager más

joven de su región; no obstante, ocasionalmente consiguió otro trabajo en Barclays Bank.

A los 20 años, Adam se mudó de su casa, en Norfolk a Manchester para trabajar en un reclutamiento. Lamentablemente tuvo que regresar de urgencia a casa cuando su hermano Peter se lastimó de

gravedad en un incidente automovilístico, donde perdió la visión.

“Estuvo en el hospital por seis meses, y como nuestros padres no están cerca, me junté con mi hermana para apoyarlo. Su rehabilitación fue una fuente considerable de inspiración para mí, ya que él seguía siendo sin dependencia, no necesitaba gente que lo cuidara. Eso cambió mi visión en la vida”.

Adam Frisby se volvio millonario por abrir su empresa de moda the style

Luego de recibir precisamente 1,000 USD por su despido, Adam tomo la decisión de arriesgarlo todo y hacer su propia compañía. Siempre había sentido interés por la tendencia, por eso esa fue la rama a la que se dirigió.

En el año 2013 estableció su compañía In The Style y su triunfo se debió en parte importante al uso de comunidades.

“Vi una ocasión en el otro lado de la tendencia al conectar los medios de comunicación popular y a las celebridades predominantes. Pensé que hay una brecha aquí y nadie verdaderamente le saca beneficio.

“Cuando comencé hacía competencias en comunidades para regalar algunos vestidos a celebridades, y ahí fue cuando empecé a crear el perfil”.

Por eso su arduo trabajo y buenas conexiones han pagado; y su negocio en este momento vale algo más de 18 millones de USD. La actitud de Adam frente estas cantidades es asombrosa:

“Siendo totalmente honesto, me encantaría proporcionarles una enorme historia con un trasfondo sensible, pero la realidad es que sabía que pretendía poder algo para mí, y sabía que necesitaba integrar ofrecer a otros una ocasión.

“Queremos que por lo menos el 60% de nuestro personal provenga de un fondo local, para ofrecer a la multitud en la red social local oportunidades de trabajo”.

De su inversión inicial de mil USD, y empezando en su dormitorio, Adam en este momento utiliza a bastante más de 30 personas, y busca ampliarse a un local más importante, ya que su marca se trasportará por todo Europa, USA y Australia.

Leave a Reply