sexi universitaria se convierte en ‘sugar baby’ para pagar sus estudios

En la actualidad el vocablo sugar baby es muy habitual, se utiliza para denominar

a una chica que es dependiente financieramente de un individuo más grande, a

cambio de empresa y/o favores sexuales. A estos patrocinadores se les conoce

como sugar daddies, y por lo general son hombres superiores y ricos que a

cambio de la empresa proponen regalos carísimos, como ropa, vehículos, bolsos

de diseñador y joyas.

No nos encontramos seguros si a esto se le puede llamar “prostitución”, pero si le cuestiones a Emily Bulea, una chica que renunció a su trabajo de mesera para transformarse en “sugar baby”, quizás te diga que no.

De hecho, la estudiante universitaria de 20 años posiblemente te va a decir que es una fabulosa y respetable forma de ganarse la vida.

“Generalmente voy a citas a cambio de dinero, y no duermo con ‘sugar daddies’; en relación a contacto físico pienso que está bien si te dan un abrazo o te tocan el pelo, pienso que eso es lo verdaderamente que puedo aceptar, y por supuesto estas cosas suceden en sitios públicos”.

El plan de Emily es llevar a cabo de su vivencia universitaria algo lujoso y satisfactorio, ya que no quiere pasar inadvertida.

“Todo comenzó como una broma entre amigas. Siempre bromeábamos sobre tener un sugar daddy que nos consintiera, que nos llevara de vacaciones. Un día me sentí tentada a llevar a cabo una cuenta, y de esta forma comencé en esto”.

Precisamente esta tentación se realizó situación. A lo largo de el último año, Emily ha salido a citas con hombres superiores y ricos, quienes abonan por la facinante y amena empresa de esta rubia, con apariencia de perfumes, brasieres de cristales Swarovski, ropa de diseñador y, quizás, sobres llenos de dinero.

Emily dice que la multitud no sabe del todo esta profesión ya que, todo el tiempo, asume que es una “dama de compañía”, pero ese no es su caso, ya que las damas de empresa están con hombres ricos en sitios de comidas carísimos y van de vacaciones y ellos les obsequian joyas y… oh, esperen… eso es justo lo que Emily hace…

Lo destacado de esta vida como “sugar babe”, dice Emily, es que su novio, Jack, está completamente según que ella salga a citas con señores superiores.

Mejor todavía, su madre además está según dado que su hija sea una “sugar babe”.

“Estoy bien con que lo realice, aunque me preocupo, y soy asegurador con ella. Si continuamos saliendo no me agradaría que esta fuera su carrera en la vida”, ha dicho su novio.

Si eso la hace feliz, quienes somos para negárselo…

https://www.instagram.com/p/BF5l_C3vJFo/

https://www.instagram.com/p/BG-VqiNPJO2/

https://www.instagram.com/p/BKoi92PAzah/

https://www.instagram.com/p/BOwSu4igLzn/

Leave a Reply