Entraron a una estación de policía con pasamontañas y una AK-47… para probar un punto

Caballeros, todos entendemos que la vida está llena de malas decisiones: desde

golpear un panal lleno de abejas, hasta lamer un tubo congelado. Pero uno

jamás, repito, NUNCA, entra a una estación de policía vistiendo un chaleco

antibalas, pasamontañas y manteniendo una AK-47, ¡eso es de locos!

Estos hombres, habitantes de Dearborn, Detroit, estaban “ejerciendo su

derecho” de portar armas, por lo cual salieron a las calles vestidos así, no como

una broma, sino para evaluar un punto (en este estado es legal portar armas).

Sin embargo, posiblemente no reflexionaron que les saldría todo mal.

Entraron a una estación de policía con armas de forma sospechosa

Según diferentes reportes, todo empezó cuando la policía recibió llamadas de

diferentes personas en Dearborn, Detroit, quienes vieron a dos hombres de

aspecto sospechoso” usando de ropa un chaleco anti balas y un pasamontañas.

Cuando la policía llegó al lugar no hallaron a los hombres, pero después los

detuvieron cuando iban en un carro.

Ellos, evidentemente molestos, grabaron este video como prueba de la “injusticia

policíaca” y amenazaron con poner una queja a los oficiales, ya que no estaban

violando ninguna ley:

 

En el video tenemos la posibilidad de oír a uno de los hombres decirle al oficial:

“Deja que sigamos nuestro sendero. Somos libres de irnos porque no rompimos ninguna ley. Esto, lo sabes, esto es una detención ilegal y más les vale componerse, porque ya acabamos… Oh, y voy a llenar una queja”.

Por eso cumplieron su promesa, y el par se dirigió a la estación de policía más cercana para llenar la queja, sin dejar su traje y las armas, ¿qué podría salir mal?

Entraron a una estación de policía con pasamontañas y una AK-47 para probar que no rompian ninguna ley

Aparentemente todo… Comentando a la cámara uno de los hombres, reconocido como James Baker, de 24 años, dice: “Sentimos algo de temor por nuestras vidas cuando fuimos detenidos, por eso intentamos protegernos”.

El hombre cargaba dos armas de fuego y una cámara cuando entraron a la estación. El otro hombre, Brandon Vreeland, de 40 años, portaba un chaleco antibalas, una cámara y un tripoide.

Y el acercamiento fue precisamente como todos lo suponíamos.

Entraron a una estación de policía con pasamontañas y una AK-47

Poco luego de ingresar a la estación, los hombres fueron interceptados por un enorme conjunto de oficiales quienes, a punta de pistola, les ordenaron poner sus armas en el piso.

El 6 de febrero, Baker ha dicho en Facebook que en la actualidad enfrenta tres cargos de delito menor. Según la prensa de Detroit, esos cargos son romper la paz, no cooperar con la policía y enmascarar su identidad.

Entraron a una estación de policía con armas de forma sospechosa

Los genios debieron realizar los pagos 1,500 USD como fianza, y fueron puestos en independencia, en espera de futuras comparecencias ente los tribunales.

FOX 2 anunció que la policía había incautado una AP14 cargada, un cargador de rifle que contenía 47 cartuchos de 7.62 , una pistola Glock 19 con 4 cargadores de 66 cartuchos, de esta forma como sus chalecos antibalas”. Además se apoderaron de un rifle de estilo AK-47 y un rifle AR-15.

Entraron a una estación de policía con armas de forma sospechosa

Los hombres son defensores de las leyes de portación de armas, pero la Organización Open Carry of Michigan se puso en contacto con el Departamento de Policía de Dearborn para decir que no apoya lo que logró esta pareja.

El material fue subido originalmente a la página de Baker, en Facebook, como un video en vivo donde se vió bastante más de 72.000 ocasiones.

Leave a Reply