dueño de Hawkers se estaciona en minusválidos “para que no le rayen su Ferrari”

Parece ser, la marca de gafas de españa Hawkers no aprende de sus fallos. En

numerosas oportunidades, la famosa compañía se vió cubierta en la disputa,

además de que se dió a comprender por su combativa estrategia de márketing y

las diversas campañas virales en comunidades, las cuales, van dirigidas a un

público muy concreto.

Establecida en diciembre del 2013, la marca de sede en Elche, España, fue

construída por un grupo de adolescentes veinteañeros que le apostaron a un

mercado sobrepasado de marcas reconocidas: los lentes de sol.

Y en algunos años pudo reunir millones de euros por medio de su capaz

operación promocional en comunidades, específicamente en Facebook, y por

medio de la imagen propia que fueron capaces de acuñar y dar forma a las

épocas recientes.

Pero, dicen por ahí que la fama marea a la gente, ¿qué pasa cuando todo ese

triunfo se ve opacado por las malas elecciones?

Hawkers ha cometido sus dos fallos más grandes: el primero ocurrió el último

año, cuando con un desafortunado tuit la compañía se burló de los mexicanos

(a raiz del muro de Trump, y que más abajo recordaremos)

Y el segundo es este: en este momento protagonizado este fin de semana por

Javier Martínez, dueño y cofundador de la marca; y sucede que su lujoso Ferrari

deportivo estaba estacionado en una plaza para minusválidos, ya que no

pretendía que se lo rayaran…

La imagen del Ferrari rojo se popularizó en comunidades de manera rápida, en Facebook para ser más precisos. El dueño, Javier Martínez, de 30 años, colega accionista y community manager de la marca, respondió en defensa a las acusaciones en relación a su forma de estacionarse, respondiendo de una forma no muy inteligente:

“No aparcaría en minusválidos si la multitud fuera más cuidadosa al abrir la puerta de sus coches”.

Además, esta denuncia sirvió para acordarse que no es la primera oportunidad que se ve al Ferrari rojo aparcado en sitios para minusválidos, y que al mentado Xavi MF le agrada correr sus lujosos autos a altas velocidades y subir los videos a comunidades.

La captura de imagen fué enormemente viralizada, y ha causado que la marca se vea otra vez inmersa en disputa, por lo cual el director general de la empresa, Francisco Pérez, tuvo que salir y respondió:

“Reconozco que es un comentario idiota, inmaduro e impropio sin importar formar parte a su historia privada y no representar a Hawkers”.

Y como les decía al inicio, esta no fué la exclusiva vez que la empresa se vió en una mala posición. Tengamos en cuenta que el ya transcurrido mes de noviembre el community manager de Hawkers México logró una penosa publicación en Twitter con un desafortunado chiste sobre el muro de Trump y los mexicanos.

Esta broma no le logró mucha felicidad al piloto de Fórmula 1 Checo Perez, quién dió a conocer por medio de su cuenta de Twitter su rompimiento con el acuerdo publicitario que lo unía a la marca de gafas.

Hawkers, consciente del inconveniente en el que se había metido, eligió por dar a conocer este video pidiendo disculpas:

Frente esto debieron hacer la Fundación Amado Sergio x Hawkers, una organización sin ánimo de lucrar que donaría 500,000 pesos mexicanos para fomentar y proteger los derechos humanos, y contribuir a los inferiores en peligro de exclusión popular en todo México.

En conclusión, quizás el ser una de las compañias de europa más fructíferas de los años anteriores no supone que sus trabajadores tomen siempre las superiores decisiones…

Leave a Reply