Secuestran a modelo para venderla en la Deep Web; la rescatan y su testimonio es desgarrador

Chloe Ayling es una modelo inglesa de 20 años que, tras un viaje a Italia donde se suponía que participaría en una sesión de fotos, fue raptada y más adelante ofertada en la Deep Web como esclava sexual.

Ayling fue engañada por sus captores, quienes a su llegada a Milán le dijeron que sería vendida para un cliente en el Medio Oriente. Tras esta novedad, el supuesto secuestrador, llamado Lukasz Herba, la llevó a adquirir zapatos a un centro comercial.

El abogado de la modelo apunta parte de esta historia:

Le dijeron que la iban a vender a alguien del Medio Oriente por sexo, además que había personas vigilando y aguardando a matarla si intentaba llevar a cabo algún cosa. Por eso ella pensó que la idea más clara era ir con el fluído y ser agradable, de alguna forma, con su captor.

Tras proceder a de compras, se estima que Ayling fue atacada por dos hombres y drogada con tranquilizante de caballos. Despertó horas luego adentro de una bolsa en la cajuela de un carro que se dirigía a Borgial, un pueblo a unos kilómetros de Turín, Italia.

A lo largo de seis días estuvo esposada a un buró y obligada a reposar sobre un sleeping bag; y aunque la modelo mencionó que jamás hubo ningún abuso sexual, las indagaciones apuntan que intentaron venderla en la Deep Web, ofertándola como esclava sexual desde 300 mil USD.

Luego de seis días de no recibir ninguna oferta para adquirirla o alguna recompensa por su salve, y después de que uno de los captores halló que era madre, la llevó al Consulado Inglés en Milán, el pasado 17 de julio, y sin hacerle inconveniente la entregó en lo personal a la policía.

Al inicio, la fuerza policíaca de Milán mencionó que la crónica de la modelo aparentaba falsa, por datos como la adquisición de zapatos o el instante en que la entregaron en lo personal a la policía; por otro lado, después descubrirían que la historia era muy real.

Inclusive descubrieron una carta de liberación de parte de los captores; decía lo siguiente:

Sabes de tu valor en el mercado de trata de blancas, y tienes que de comprender que esto no es personal; estos son negocios. Tu liberación se va a llevar a cabo por un número de causantes a tener en cuenta.

Se se equivocó a lo largo de tu captura, en particular teniendo en cuenta que eres una madre joven y no estás en las situaciones de ser vendida. Cuando llegues a tu país natal abandonarás algún intento de exploración sobre tu secuestro y tú y tu familia jamás hablarán de nosotros con un mal lenguaje, lo van a hacer con respeto, porque te tratamos con justicia, respeto y esperamos lo mismo a cambio.

Algún acto de desobediencia en lo mencionado arriba, va a ser en tu supresión.

Al día siguiente de la distribución de Ayling se dio con un supuesto secuestrador: Lukasz Herba, quien se definió a sí mismo como asesino a sueldo y miembro del conjunto de terroristas Black Death; aunque para la policía, este sujeto es solamente un fantasioso que no está tan relacionado con la red criminal.

De igual modo, la policía italiana dio con el sitio donde mantuvieron a la modelo raptada, ahí hallaron pertenencias de la modelo:

Además, mantienen en custodia el automóvil usado para el secuestro de la modelo:

Tras esta vivencia y de regreso a su país natal, la modelo dió un cierto número de entrevistas sobre lo que pasó, y ha contado su versión del secuestro e intento de venderla en internet.

La modelo secuestrada Chloe Ayling cuenta su experiencia a los medios

En estas entrevistas la modelo ha citado lo que decían sus captores sobre su venta:

Uno de sus secuestradores me mencionó que había ganado cerca de 17 millones de USD en cinco años, vendiendo chicas a los países árabes. Además que cuando un cliente está entusiasmado en una chica, la adquisición en una subasta y puede dársela a otra gente. Cuando deje de ser de interés, la chica se transforma en la cena de los tigres.

Se estima que Black Death trabaja únicamente en la Deep Web y tiene numerosos años ofreciendo el servicio de esclavitud sexual. Además, a Lukasz Herba se le descubrió un panfleto de esta compañía, en donde apuntan algunas de las condiciones para la venta de chicas, transporte y distribución de las mismas.

Entre las clausulas tenemos la posibilidad de leer la de distribución, en donde relata que:

Las chicas tienen la posibilidad de ser transportadas globalmente, poseemos los medios para llevar a cabo eso, por un precio. La distribución en la Unión Europea es gratuito, puede tomar un tiempo en relación del punto de hoy y la ubicación de distribución.

Esta pertence a las fotos que se tienen la posibilidad de hallar en la Deep Web, sobre los servicios que da Black Death. En ella se puede observar la foto de una mujer atada adjunta a sus datos: lugar de nacimiento, dónde fue raptada, peso, medidas y estatus médico.

Modelos en venta en la deep web

Black Death trabaja desde 1994, y más allá de ser investigada por algunos periodistas, permanece en el secreto, ya que han citado que no desean ningún tipo de propaganda, no entrevistas, no periodistas ni bloggers, sólo usuarios y proposiciones serias.

La imagen que usan para promocionarse es una ilustración de los doctores a lo largo de la Peste Negra, quienes utilizaban una máscara particular para protegerse de esa patología.

A la llegada de Chloe Ayling al Reino Unido, la modelo ha dicho sentirse agradecida con el trabajo realizado por la policía italiana, y avisó lo dañina que es esta organización para otras chicas:

Estoy agradecida con las autoridades italianas y del Reino Unido, por todo lo que hicieron para mi liberación. Acabo de llegar a casa luego de 4 semanas y no he tenido tiempo para ponerme a suponer en lo que pasó. No tengo la independencia para decir nada de lo que pasó hasta comentar con la policía del Reino Unido.

Mientras siguen las indagaciones del caso, tanto en Inglaterra como en Italia, la modelo ya está preparada para regresar a las sesiones de fotografías, ya que, fuentes cercanas a ella hablan de que ya tiene planeado una sesión para la popular Page Three del períodico The Sun. A lo mejor es su forma de lidiar con su secuestro y, más que nada, olvidar lo antes viable.

Leave a Reply