7 datos para entender la increíble formación militar de los ESPARTANOS

Esparta, una localidad de la Vieja Grecia ubicada en la península del Peloponeso

a orillas del río Eurotas, cuya primordial actividad era la guerra y tener un

batallón indestructible. Su funcionalidad primordial era tener una fuerza

impenetrable. La película hollywoodense nos dio una visión de los espartanos,

más o menos certera.

dieta de un espartano

La historia: Esparta fue una localidad exclusiva en la Vieja Grecia por su sistema

popular y su constitución, que estaban totalmente centrados en la formación y la

excelencia militar.

Por medio de su poderío militar, Esparta fue una de las localidades que lideraron

a los socios griegos a lo largo de las Guerras Médicas en la primera mitad del

siglo V a. C. Entre el 431 y el 404 a. C. Esparta fue la contrincante de Atenas en la

Guerra del Peloponeso.

Por que los espartanos nunca se podian rendir

La derrota de los espartanos frente la localidad de Tebas en la guerra de Leuctra,

librada en el 371 a. C., marcó el desenlace de su hegemonía, aunque mantuvo su

independencia política hasta la conquista romana de Grecia en el 146 a. C.

Entonces empezó para la localidad un extenso lapso de declive que tocó fondo

en la Edad Media, cuando los espartanos se trasladaron a Mistrá.

Para no confundirnos, ni irnos bastante del propósito de este articulo,

observemos 7 datos sobre los espartanos y su sorprendente formación social:

1. Soldados formados desde la infancia

a que edad podian casarse los espartanos

Esparta se transformó en la más grande capacidad militar de todo el territorio

griego por medio de la famosa educación espartana, un sistema educativo

obligación, colectivo y público, enfocado primordialmente a editar a sus

ciudadanos en implacables soldados, preparándolos para la guerra y para

proteger el honor de su patria.

Los futuros soldados espartanos eran preparados básicamente desde la cuna.

Luego de nacer, cada pequeño espartano era examinado por una comisión de

inspectores del Estado para saber si era sano y se encontraba bien formado. Si el

pequeño poseía algún defecto físico se le consideraba una boca inservible y una

carga para la localidad y se le llevaba al pie del monte Taigeto, donde se le

arrojaba a un barranco. Los afortunados niños recién nacidos que pasaban la

inspección comenzaban su extenso sendero a transformarse en ciudadanos

obedientes y valientes e implacables guerreros. Dicen que, para evaluar su

resistencia, los niños recién nacidos eran bañados íntegramente en vino sin

diluir para ver su oposición, que eran ignorados cuando lloraban y además que

eran entrenados para no tener miedo a la oscuridad.

2. El entrenamiento comenzaba a los 5 años

Espartanos quienes eran

A los adolescentes espartanos de entre 5 y 11 años se los conocía como «paidion», quienes debían pasar por un severo entrenamiento militar llamado “agogé”. La educación espartana se basaba en estrictas y estrictas reglas de disciplina, obediencia y sometimiento a la autoridad. Los padres no educaban a sus hijos debido a que, desde los siete años, los jovenes pasaban a depender del Estado y recibían una instrucción muy severa. A esa edad, para que no se volvieran débiles, eran separados de sus mamás e internados en barracones comunales. Ahí aprendían a leer y escribir, pero además a subsistir en un mundo hostil, aprendiendo sofisticadas técnicas de manejo de armas, técnicas de caza y pelea.

3. Soldados hasta los 60 años

guerra de espartanos

Como és, como una jubilación. Para los espartanos no había alternativa de elegir. Transformarse en soldado era la exclusiva alternativa que poseían los adolescentes para ser un ciudadano «común» u «homoioi». Según las reformas del popular legislador Lycurgus, los ciudadanos hombres poseían contraindicado escoger otra ocupación que no fuera la militar. Este deber podía durar décadas, debido a que los guerreros poseían que mantenerse en servicio hasta los 60 años. Tareas como la agricultura o la manufactura, eran realizadas por las clases bajas, los catalogados «Perioeci», compuesto primordialmente por ciudadanos libres que habitaban las ubicaciones periféricas a la zona de Laconia.

4. Rituales sangrientos

soldados espartanos

Los adolescentes que se preparaban para ser militares participaban en rituales donde eran azotados brutalmente en oposición al altar del templo de Artemis Orthia, a esto se conocía como la”Diamastigosis”.

Todo iba más allá de las cuestiones religiosas, la práctica era una especide de prueba de resistencia que ofrecían los adolescentes espartanos bajo su tutela militar. La perserverancia del ritual era tal que hubo casos mortales. Terminantemente, era una de las pruebas más duras que debían enfrentar.

5. Rigurosa dieta

Entrenamiento de los espartanos

Los soldados espartanos seguían una dieta rigurosa. Devotos del culto al físico, comían porciones livianas y insuficientes, aunque nutritivas. El plato más infaltante era su célebre “sopa negra” llevada a cabo de sangre, vino y vísceras. Los ciudadanos con sobrepeso eran enormemente ridiculizados en público y corrían el peligro de ser expulsados de su localidad.

El vino, como en tantas otras civilizaciones, era parte de su dieta. No obstante, se cuidaban de los excesos: en algunas ocasiones forzaban a esclavos a emborracharse ferozmente para demostrarle a los adolescentes espartanos las secuelas.

6. Los hombres podían casarse hasta los 30 años

casco espartano

Las leyes protegían el derecho a engendrar hijos, debido a que era una conveniencia que permitiría conformar futuros guerreros, pero existían algunas restricciones que se consideraban primordiales para tener excelente resultados futuros.

Los hombres no podían casarse hasta cumplir los 30 años, en tanto que las mujeres sí podían llevarlo a cabo, a una edad mas temprana, a los 20 años. Las normas estrictas no pasaban por prominente la salud y la aptitud de su pareja femenina en el momento de elegirla, debido a que esta debía estar en óptimas condiciones para engendrar guerreros fuertes y sanos.

Los solteros no eran bien vistos por no cumplir su deber y comunmente eran humillados en fiestas religiosas. La educación de las pequeñas se encaminaba a hacer mamás fuertes y sanas, aptas para engendrar hijos vigorosos.

7. Nunca rendirse en el campo de batalla

que significa ser espartano

“Vencer o morir”, era el lema de los espartanos.

Los espartanos estaban preparados y entrenados para no tener miedo y batallar ferozmente a su contrincante, hasta que el último soldado quedara en pie, ya que rendirse no era una opción en el campo de guerra.

Rendirse no se encontraba dentro de sus configuraciones, como esos cobardes que preferían fallecer en el suicidio al notar que su guerra se encontraba perdida.

Las mamás espartanas eran conscientes del destino de sus hijos; se despedían de ellos con la siguiente frase: “vuelve con tu escudo o sobre él”.

Solo dos clases de personas poseían sus nombres inscritos en la tumba: las mujeres que fallecieron dando luz y los hombres que cayeron en el campo de guerra.

Por esa razón ofrecemos gracias de las tradiciones particulares y de el cariño de nuestros padres.

Y que si ocasionalmente nos tocaron unos buenos chanclazos, no se compara con lo que le hubiera sucedido a un espartano. De seguro los corregían encajandoles una flecha en las nalgas. o algo por el estilo.

Leave a Reply