Excavadora colapsó y quedó atrapado por 5 horas en el lodo; ¡se salvó por una nariz!

Un operador de maquinaria, en Australia, cayó a un hoyo de lodo y terminó

atrapado por cinco horas; no obstante, y apesar de esas horas de angustia,

sobrevivió debido a que ha podido sostener su nariz fuera del agua.

Daniel Miller, de 45 años, manejaba una excavadora de tres toneladas en un

espacio remoto en Charlotte Bay, en Australia, 180 millas al norte de Sidney,

cuando el banco donde excavaba colapsó. Y aunque las autoridades dijeron en

un inicio que estuvo dos horas bajo el agua, su mujer afirma que fueron cinco.

Cuando la excavadora cayó al pozo con agua, la máquina atrapó su pie mientras

se hundía lentamente en el lodo. Miller tuvo que arquear su espalda lo

verdaderamente viable para sostener su nariz fuera del lodo. Ocasionalmente

hacía un esfuerzo para sacar su boca y gritar pidiendo ayuda.

 

“Estaba atrapado y tuve que sostener mi cabeza fuera del agua utilizando mis brazos, sospecho que es la posición de la cobra en yoga, no soy un yogui, pero pienso que podrías decir que la yoga salvó mi vida. Eso, y la intención de sobrevivir”.

Un vecino, a 500 metros de ahí, ocasionalmente escuchó su llamado de ayuda y

acudió en su auxilio. A pesar de que los rescatistas dijeron que había estado en

esa posición por dos horas, la mujer de Miller, Saimaa, ha dicho que había

pasado cinco horas en ese estado.

“Dan está bien, se encontraba atrapado… con su nariz y su frente fuera del agua, con el peso de la excavadora en su espalda, y el pantano bajo sus pies, resbalando de a poco. Por cinco horas”.

“Literalmente, la fortaleza mental y la determinación le permitieron subsistir. Además de estar en forma, fuerte y sano. Nada que ver con la suerte. Esfuerzo legendario de un hombre legendario”.

El inspector en jefe de los bomberos, Neil Stephens, ha dicho al noticiero local que Miller fué “extremadamente favorecido de subsistir. Se encontraba atrapado de tal forma que solo parte de su cara podía escapar del agua, solo su nariz y su frente”.

Cuando fue rescatado, lo trasladaron al hospital de Newcastle, donde fue tratado por lesiones inferiores e hipotermia.

Después, Miller afirmó que su razón para subsistir fue una promesa a su mujer y el pensamiento de: “no te mueras en un maldito pozo”, ha dicho al Daily Mail Australia. La promesa que le logró a su mujer, cuando se casaron, fue: “te prometo que moriré luego de ti”.

Saimaa detalló que él logró este voto porque su madre, Ruffi, murió de cáncer de seno cuando ella era una adolescente: “Él se encontraba pensando, necesito estar ahí, quiero estar ahí para mi mujer y mis hijos”.

Tuvo la intención de liberarse de la máquina a lo largo de una hora, hasta cerca de las 12 del miércoles. Entonces verdaderamente se percató de que se encontraba atorado. No ha podido salir y el agua comenzó a subir hasta su nariz. Miller enseña que tuvo que reflexionar y seguir estando relajado, de otra forma hubiera muerto.

Los bomberos de Forster fueron los primeros en llegar. Debieron normalizar la máquina primero, para después comenzar a eliminar el lodo a mano, para dejar en libertad a Miller. Luego de 20 minutos, lograron jalar a Miller fuera del pozo.

Miller el hombre que quedo atrapado en arena movediza sobrevivió y fue internado en un hospital

Simone Black y Steven Howard fueron quienes sacaron a Miller. Por suerte para este, la excavadora se encontraba atorada con una piedra, lo que evitó que se hundiera más. Cuando salió del lodo se llevó al hospital para tratarlo por hipotermia y lesiones leves de espalda.

https://www.youtube.com/watch?v=sE8UkQJe0Xc

Leave a Reply